Lo que debes saber sobre el Día de las Flores, la centenaria tradición de Guanajuato capital 🌼 🌺

Existe un día en Guanajuato capital que se vuelve más colorido de lo ordinario. Y si lo ordinario nos sorprende, esta festividad nos conduce hacia una polifacética experiencia que deja perplejos nuestros sentidos. El día en que la alegría y el asombro se incrementan en esta ciudad, sus fachadas deslumbran más que nunca y su gente celebra a la primavera y rinde tributo a la Virgen de Dolores con esta gran conmemoración.

Esta festividad surge dentro de la celebración a la Virgen de Dolores, considerada la patrona de los mineros, en donde se realizan altares con flores para rendirle tributo. Un día de las flores que tiene como escenario principal el Jardín de la Unión, donde se colocan desde muy temprano, en la madrugada, las vendedoras de flores y artículos para disponer de la instalación del altar doméstico. El paseo, la música y las vivencias de cada época han quedado plasmadas en emotivas y nostálgicas crónicas que nos ayudan a conocer cómo era el Guanajuato de antaño.

El cronista con pinceles, Manuel Leal, refiere que en 1885 comenzó a celebrarse el Viernes de Dolores en Guanajuato y desde entonces, dice, la gente adornaba altares tupidos de flores para recordar el sufrimiento que la Virgen padeció una semana antes de la crucifixión de su hijo.  

La tradición que se ha adaptado a nuevas formas y hábitos, pero conservando muchos de los elementos rituales que le dan origen. En años pasados, una de las costumbres era que los hombres caminaban por el Jardín de la Unión y las mujeres lo hacían en el sentido contrario a ellos. De esta manera podían cruzar miradas y cuando a un caballero le agradaba una dama, éste le regalaba una flor y si ella quería le daba un beso a cambio. Esta tradición se fue perdiendo al paso del tiempo, sin embargo, los enamorados aún obsequian flores.

Conforme ha pasado el tiempo, ahora los polos van en otras direcciones de diversión: los antros y bares de la ciudad se preparan desde la noche del jueves, pues otra de las costumbres es el ya también tradicional “Baile de las Flores”, mismo que se desarrolla en estos establecimientos, cada quien a su manera y en su lugar favorito. La noche es larga, tan larga que los jóvenes salen del antro justo antes de que el sol aparezca para disfrutar de esta celebración

Complementan la alegría y colorido las canastas de huevos de pascua y las figuras hechas de cascarones, papel picado y papeles de colores, la música de la bandas amenizan la fiesta y los capitalinos regalan a los visitantes nieve, agua fresca o desayunos.

¡No te pierdas de este Día de Las Flores! Disfruta de la familia, la cultura y las tradiciones de un Guanajuato que conquista corazones, almas y espíritus.  

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *