Waffles de Velga, el nuevo y delicioso postre atrevido de León 🍆 🥞

¿Te mandaron a la velga? Pásale, que están re buenas…

Se llama La Velga Waffles (calle La Paz 129 zona centro), y sus postres no refieren los típicos waffles redondos, sino waffles con forma de pene; sus creadores reposteros los denominan velgas. Los jóvenes velgas nos relatan que la idea surgió luego de ver una publicación en redes sociales sobre este tipo de penes comestibles en Europa, y apenas unos cuantos meses después, dieron apertura a su primer local en la ciudad de León, Guanajuato.

Obviaremos las bromas y albures; tan solo comentaremos que estas velgas se defienden (y muuuy bien) en su género. Nosotros ya la comimos (dos veces) y son deliciosas. Más allá de lo anecdótico de su forma penosa, lo que configura más una gran estrategia de mercadotecnia que otra cosa, pues este wafle está rico por sí mismo, así tenga forma de pene o de estrella.

Con solo dos semanas de haber iniciado, este peculiar comercio genera filas de decenas de personas que esperan pacientes para… ¡Comerse una velga!

La Velga Waffles ha abierto sus puertas dispuesta a complacer las fantasías más dulces de cuantos curiosos y curiosas se acerquen por esta zona del barrio céntrico de León. Y es que en tan poco tiempo han logrado estar en boca de todas y todos (literal).

La decoración es simple pero acogedora (jeje). Hay figuras que rinden tributo a la cultura europea. Partes de sus paredes son rosas, y hay espacios enmarcados con luces neón rojas y azules, desde donde resaltan frases emblemáticas como “Me la como entera y nadie se entera”.

En términos prácticos te describiremos cómo es el postre: se trata de mezcla espesa que pasa por una característica waflera que la cocina en forma de pene; luego se le agregan toppings de diversos sabores y colores.

Las coberturas que se pueden añadir a estos eróticos wafles pueden variar entre Mapple, Lechera, Chocolate rosa, Carlos V y Nutella. En este caso, los toppings asumen el papel de “Final Feliz”, y te salpican de Granito de Gansito, Mazapán, Krankys o M&M´s.

Peeeero, si queremos un efecto aún más realista antes de comerla, te le pueden echar lechera en la mera punta.

Todos las velgas están servidas “para llevar”, y tienen un precio de $50 pesos. El consumo, diferenciado por lo burdo y lo cómico, harán que te eches unas buenas carcajadas y disfrutas el momento.. Es así que este nuevo gran local repostero, significa una gran acogida propiciada por la curiosidad.

 

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *